Arjona: La historia no termina en par

“Que es el día de la mujer, que no lo es, que si lo es es peor, porque los otros son los días del hombre y entonces sostenemos el machismo, que regalale, que no le regales, que saludala, que no la saludes, que si la saludás y no está de acuerdo con la celebración se ofende… y que… y que..”

Poblados de discursos, el día de la mujer cada año es atravesado por lógicas y visiones del otro/ de la otra que transitan ese y los restantes 365 días. Y como no hay palabras neutras ni separada de los contextos de lectura, pero como tampoco hay argumentación en las cinco palabras que dicen “Feliz día de la mujer”, elegí frenar un ratito en este día y escribir dando la respuesta que hoy encuentro al primer párrafo que armé.

1) La celebración del día de la mujer no puede ser acallada con “en consecuencia, los otros son los días del varón y entonces celebrar es sostener el machismo”. Hay que tener al menos dos pulsaciones por minuto para darse cuenta que lo mínimo es hacer genealogía de la celebración. Lo que terminó siendo el 8 de marzo como día de celebración, es herencia de la lucha a incio del siglo XX, que tuvo su punto de fuerza en el incendio de la fábrica de camisas Triangle en Nueva York. A partir de la desigualdad emerge la lucha, que toma cauce en un día para pensar en la equiparación de derechos. Pues bien, entonces, no es el día de la mujer a secas. ¡Es un día de lucha por los derechos de la mujer!

2) Que sea un día de lucha, no implica que no estemos todos los días atravesados por discursos con los que hay que luchar. ¡Y no dejar pasar! Para muestra, Arjona se cansó de hacer botones (ojalá se hubiera cansado). Un botón: “Nosotros con el machismo/ Ustedes al feminismo… y al final/ la historia termina en par” Está en la canción llamada “Mujeres” Por lo menos algunos errores: a) machistas no son sólo los que Arjona llama “nosotros” refiriéndose a los varones. Hay mujeres más machistas que muchos varones. Y muchos varones más luchadores por los derechos de la mujer, que muchas mujeres. b) postular discursivamente la mayor igualdad (cuando las cosas no son iguales) es la mejor manera de limar y distraer la atención sobre las desigualdades. No Arjona… al final la historia no termina en par: las prácticas machistas han recaído violentamente sobre la mujer y siguen recayendo, como feminicidio, como trabajo mal pago, como violencia verbal, como abuso sexual, como… como…. El feminismo se propone trabajar por los derechos de las mujeres, no por vengar las prácticas violentas de los hombres. La historia no termina en par, una mata, otra reivindica derechos.

3) Que haya un día no te asegura nada, mientras no pongamos en tela de juicio qué queremos celebrar, por qué queremos luchar, qué queremos transformar. Celebro hoy con alegría el día de la mujer. Por tantas que admiro, por tantas que luchan, por tantas que no pueden luchar. Y celebro mañana los pasos que damos para la equiparación de derechos. Y pasado… y… y…

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Arjona: La historia no termina en par

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s