Relatando en microblogs o cómo usar Twitter e Identi.ca

Hace poco más de dos años uso Twitter e Identi.ca. Mi preferencia, como siempre es Identi.ca por ser software libre. Muchos no la conocen mientras que Twitter, el servicio de microblog desconocido hace dos años por la mayoría, hoy suena en cientos de nuestros díalogos.

Como toda moda, parece que hay que sumarse a Twitter y el que no se suma queda afuera. ¿Afuera de qué? ¿Sumarse para qué? Ese tipo de preguntas al menos deberían cruzarse por la cabeza antes de repetir como un loro “Facebok y Twitter” Esa función de loros la llevan casi a la perfección muchos en radio, en TV, en aulas, en bares y muchos “cholulos” que quieren saber qué hacen los famosos.

En general los usuarios de Identi.ca, que son muchos menos, entienden bien el sentido que a mi parecer tienen los microblogs. En cambio, muchos usuarios de Twitter lo son por moda, pero no llegan a darle utilidad más allá del chuzmerío y la moda.

Sin ánimo de enojarme con ellos, dedico este post a lo que, a mi parecer, nos puede aportar el microblogueo y cómo se puede “aruinar” con facilidad.

Un microblog es eso, un blog pero breve. Entonces, no es:

1. Un chat público: para eso está el chat, canales y salas públicas y demás. Entonces cuando @alguien le dice a @amigodealguien: ¿estás afuera de la sala? utilizando Twitter es que no entiende la lógica del microblog. ¡Para eso el chat o el sms! ¿Por qué? Porque si una persona me parece interesante por lo que puede ser su reflexión, ámbito de interés y demás, lo dejará de ser al momento en que 9 de sus 10 publicaciones sea saber si uno u otro amigo está afuera.

2. Un sitio de insultos y desencuentros entre políticos, famosos y personajes de la farándula: cuando veo que ellos lo usan para eso, no dejo de pensar en el miedo que tienen a enfrentarse personalmente. Usar el microblog para eso es simplemente tener miedo a escribirle un e-mail personal o a sentarse a tomar unos mates para discutir sobre posturas diversas respecto de una manera de entender la vida. El miedo se exterioriza en un escudo público y conventillero. De ese miedo son campana muchas veces los medios tradicionales de comunicación: ¿Viste lo que le dijo @alguien a @alguien2?

3. Un sitio para ser amigos: me pasa a menudo que mis amigos, hasta mis mejores amigos, me dicen: “Seguime en Twitter” o “Te sigo hace meses y vos no me seguís”. Un microblog es para seguir contenidos. Habitualmente un contenido es equivalente a una idea en menos de 140 caracteres o una referencia que enlaza a un link. El contenido como idea puede ser, por ejemplo, un chiste. El contenido como enlace puede ser algo así como: Nueva nota en mi blog http://etc)

En lo personal tengo muchos amigos que publican cosas que no son de mi interés. Por ejemplo, amigos que son fanáticos de fútbol y publican todo sobre fútbol. A mi me interesa poco y nada, de modo que no los sigo, pero sí comparto la amistad con ellos en redes sociales pensadas para amigos como Facebook, Orkut, Diáspora, la reciente Google+ y otras, o me junto a compartir una caminata por la montaña con ellos.

Y todavía más, sigo a personas que no veré nunca en mi vida y que hasta piensan muy distinto que yo en muchos aspectos, pero me interesa lo que publican sobre tal o cual cosa. Entonces las sigo y punto. Acá no es cuestión de celos en “Seguís a @desconocido y a mi que soy @tuamiga no me seguis” Cada red es para lo que es, y aunque se dan cruces interesantes de una a otra, hay que sacar provecho de lo específico que cada una tiene.

En síntesis, lo importante de un microblog es, a mi entender, saber que:

  • está pensado para gestionar contenidos;
  • que no es obligatorio tenerlo porque muchos lo nombran
  • que hay que tener un proyecto en mente de qué contenidos me interesan y seguir esos contenidos
  • que hay que pensar lo que se publica, en función de aportar a la red como espacio público
  • que el que sigue a todo el mundo no sigue a nadie, porque se le mezclará en el TL lo que le resulte interesante de lo que no.

Y lo mejor, como toda red social, que cada uno la use como quiera y no le de bolilla a este post. En lo personal, seguiré a los que la usan como yo quiero 😀

PD: en este post no encontrarás respuesta a qué es RT, #, @ y demás… cualquier buscador puede responderte eso.

Anuncios

Un comentario en “Relatando en microblogs o cómo usar Twitter e Identi.ca

  1. Pingback: No por mucho patalear amanece más temprano « Pasión de decir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s